Educación San Miguel

Estilos literarios de Mark Twain

Estilos literarios de Mark Twain en la literatura norteamericana y de Salarrué en la literatura salvadoreña

Investigadora: Griselda Elizabeth Chica Argueta


Resumen

Estilo literario es el elemento que describe las formas en las que un autor usa las palabras, estructura las oraciones, emplea el lenguaje figurado y el orden de las frases; todo este conjunto establece el modo, las imágenes y el significado en el documento literario. El estilo literario de Mark Twain y Salarrué identifica elementos literarios enmarcados a través de cinco categorías de figuras literarias, como los tropos, metaplasmos, figuras de omisión, figuras de repetición, figuras de orden inusual y figuras de pensamiento; a fin de comparar y contrastar sus estilos literarios. Para ello, fue necesario desarrollar un análisis de contenido a partir de la muestra de dos obras literarias tomadas de cada autor.

Sus obras destacan el colorido y el regionalismo enfocado en los personajes, dialectos, costumbres y otras características específicas de una región. Además, el ámbito geográfico enfatiza la naturaleza y, los personajes del distrito; su narrador es típicamente un observador educado, sus argumentos se relacionan con su comunidad, sus temas reflejan antipatía y nostalgia, el uso muy frecuente de dialectos, las descripciones, y el empleo de historias. Pero el aspecto más refrescante de ambos estilos literarios es lo concerniente a su coloquialismo y la obsesión por su uso.

Palabras clave: estilo literario de Mark Twain, estilo literario de Salarrué, coloquialismo, costumbrismo, regionalismo.

Introducción

El estudio comparativo entre el estilo literario de Mark Twain permitió la comprensión de aspectos transculturales que unen el abismo entre la cultura norteamericana y la salvadoreña. El estudio de la literatura ayuda a expandir la visión del mundo acerca de la literatura foránea, y por lo tanto de las culturas. Este estudio comparativo permitió aclarar, explicar y evaluar los estilos literarios de Mark Twain y Salarrué a través de una reflexión acerca de aspectos culturales, que además aumentan la habilidad de pensar y analizar aspectos relacionados a la literatura.

La literatura norteamericana inició con la transmisión de historias orales que se transferían de generación en generación, esta época es conocida como el periodo colonial (1776). Los orígenes democráticos y la revolución produjeron la primera generación de escritores (1776-1820). Con el advenimiento del realismo (1860-1914) se da la abolición de la esclavitud y aparecen dos corrientes principales en la literatura norteamericana en el siglo XIX. Mark Twain emerge con su popular humor de la frontera y su colorido local o regionalista.

La literatura latinoamericana inicia con el periodo Colonial, con los exploradores, soldados y misioneros que participaron en la conquista. Esto incluye las cartas de Cristóbal Colón y Hernán Cortez. Para el siglo XIX emerge el nacionalismo y el romanticismo y surgen los escritores de prosa y poesía con ideas de revolución e independencia. A inicios del siglo XX, la poesía fue influenciada por muchas tendencias y movimientos. Se escribía sobre problemas sociales y se producía una verdadera literatura internacional. Un representante de la literatura salvadoreña para ese periodo fue Salvador Salazar Arrué, mejor conocido como Salarrué.

A pesar de las diferencias encontradas entre los personajes, las situaciones sociales, y las culturas que influenciaron a estos dos escritores, existe una remarcable similitud en cuanto a su forma de escribir literatura. Con estilo simple y relacionado con su visión del mundo, ambos autores adoptaron el regionalismo o costumbrismo en su narración de Las Aventuras de Tom Sawyer, Las Aventuras de Hucklebery Finn, de Mark Twain; Cuentos de Barro y Cuentos de Cipotes, de Salarrué.

Materiales y método

En cuanto a las obras literarias escritas por Mark Twain existen un total de 38. A Salarrué se le han reconocido 12 obras. Para el análisis fue necesario seleccionar dos de las obras más reconocidas en el mundo de la literatura. Para las muestras se aplicó el muestreo probabilístico no aleatorio, el cual permitió seleccionar las muestras conforme a un propósito específico. Las técnicas de recolección de datos fueron tres: entrevista, método de análisis estilístico y análisis de contenido. Se codificaron los datos por medio de unidades que permitieron establecer una separación creada por el mismo autor en sus palabras, oraciones y párrafos.

Esta codificación se relacionó con cinco categorías de figuras literarias: tropos, metaplasmos, figuras de omisión, figuras de repetición, figuras de orden inusual y figuras de pensamiento. Cada una de estas figuras tiene sus propias sub-categorías, lo cuál permitió la extensión del análisis.

Después de haber estudiado los datos obtenidos por medio de las técnicas descritas, se sometieron los resultados a un proceso de triangulación de datos para establecer la validez de los resultados a fin de conocer si éstos podían considerarse verdaderos o certeros. El tipo de triangulación aplicada permitió incluir un número comparable de muestras y la conducción de entrevistas abiertas para buscar resultados que estuvieran de acuerdo con todos los grupos.

La triangulación ante señalada permitió la comparación entre los resultados obtenidos de las obras analizadas de Mark Twain y Salarrué. Para comprender la gráfica que explica el cruce de los datos de las obras, se codificaron con sus siglas en inglés, de la siguiente manera Las Aventuras de Huckleberry Finn (TAHF), Cuentos de Barro (TOM), Las Aventuras de Tom Sawyer (TATS), Cuentos de Cipotes (TOC).

Resultados

Los resultados determinaron que los metaplasmos en TAHF se usan en un 49%, TOM tiene una frecuencia de 41%, TATS un 75% y TOC cuenta con un 95%. Esto indica que se mantienen en el mismo rango de frecuencia y que ambos escritores tienen una afinidad en el uso de metaplasmos. En cuanto a los tropos, TAHF, alcanzó un 41%; TOM, mantiene el 38%; TATS, 20% y TOC, un bajo 5%. En las tres primeras obras se ve una similitud en cuanto al uso de tropos; sin embargo existe una falta de uso de tropos en esta última. Las Figuras de Omisión, se usan en TAHF, en un 4%; TOM, 0%; TATS, 2%; TOC, 0%. Su afición por estas figuras es muy similar. En las Figuras de Repetición de palabras, TAHF tiene una frecuencia de 3%; TOM, 1%; TATS, 2%; TOC, 0%. Esto se interpreta como una similitud e igual frecuencia en su falta de inclinación por el uso de estas figuras. Las Figuras de Repetición de clausulas e ideas no han sido aplicadas en ningún escrito literario. Las Figuras de Orden Inusual se encontraron solamente en TAHF con un 2% de uso, el resto no utiliza estas figuras. Las Figuras de Pensamiento se encuentran en TAHF en un 1%; TOM, 20%; TATS, 1%; TOC, 0%. Esto indica que Salarrué utilizó estas figuras en una de sus obras, pero con una frecuencia no tan alta y que por lo tanto no era su inclinación, sino que al contrario, prefirió el uso de un lenguaje más realista y original.

Tales resultados determinan que Mark Twain y Salarrué pertenecieron a la misma escuela literaria por las características encontradas en sus obras en relación a su estilo literario regionalista. Se encontró que la variedades no son formas normales de hablar y que esto no parece un “error”, sino un cambio intencional. Fuente: Elaboración propia. Discusión No es posible la traducción de los coloquialismos usados en los idiomas de ambos autores debido a que no existe un equivalente para tales significados dialécticos. Los metaplasmos tienen una frecuencia similar en las cuatro obras. Por ejemplo en la pronunciación de /-th/ como /f/. El cambio de un sonido consonántico a otro como en “jumaban”. Cambio que se expresa en la doble negatividad en oraciones y frases, la omisión del verbo “to be” (ser o estar) en los escritos de Twain, la ausencia del tiempo de los verbos y, la repetición del sujeto para hacer énfasis. Por todo ello, el estilo literario de Mark Twain y el de Salarrué se reconocen como estilos regionalistas. El aspecto que más se destaca en ellos, es el uso de un lenguaje coloquial en una excesiva diversidad, de lo cual se infiere que ambos escritores se obsesionaron con el mismo. Ambos desarrollaron un estilo que les permitió explorar costumbres y paisajes de sus propias regiones. Bibliografía 1. Arrué SS. Cuentos de Barro. El Salvador, 1934. 2. Arrué SS. Cuentos de Cipotes. El Salvador, 1961. 3. Clemens, Samuel L. Las Aventuras de Tom Sawyer. Estados Unidos, 1876. 4. Clemens, Samuel L. Las Aventuras de Huckleberry Finn. Estados Unidos, 1884. Sorenson, Sharon. How to Write Research Papers. THOMSON ARCO. Tercera Edición, Canada, 2000.

 

Leer más ...

La motivación de los estudiantes del programa Edúcame

La motivación de los estudiantes del programa Edúcame, municipio de Osicala

Investigador: Santos Eulalio Pereira Claros


Resumen

Este estudio se realizó a fin de indagar si los alumnos del programa EDÚCAME de Osicala poseían o no el interés y esfuerzo necesarios para el aprendizaje y demás logros escolares. Su propósito consistió en comprobar parcialmente la teoría admitida con referencia a los factores internos y externos que condicionan la motivación para el aprendizaje de estos estudiantes, quienes reciben sus tutorías en el Instituto Nacional de Osicala, ubicado en el municipio del mismo nombre, departamento de Morazán, de la República de El Salvador. La hipótesis de trabajo que se sometió a prueba estuvo a referida a que los alumnos del programa EDÚCAME de Osicala no poseían el interés y esfuerzo necesarios para el aprendizaje y demás logros escolares porque no se les creaba un ambiente que les permitiera motivarse a sí mismos.

Palabras clave: programa EDÚCAME, motivación para el aprendizaje.

Introducción

A continuación se presenta un estudio sobre la Motivación de los estudiantes del programa EDÚCAME del municipio de Osicala durante el segundo semestre del año 2007. El propósito del estudio fue comprobar parcialmente la teoría admitida con referencia a los factores internos y externos que condicionan la motivación para el aprendizaje de estos estudiantes, quienes reciben sus tutorías en el Instituto Nacional de Osicala, ubicado en el municipio del mismo nombre, departamento de Morazán, El Salvador.

El método que se empleó para realizar el trabajo fue el hipotético deductivo; la población objeto de estudio estuvo constituida por 265 estudiantes activos, matriculados desde séptimo hasta segundo año de bachillerato general y diez docentes que laboran como tutores. La técnica fundamental que se utilizó en el nivel práctico para colectar la información fue la encuesta. La administración de los instrumentos se realizó en las instaciones del Instituto Nacional de Osicala en una sola jornada, de manera simultánea y sin previo aviso, primero en el bachillerato y después en el tercer ciclo para evitar que los docentes pudieran influenciar las respuestas de los estudiantes.

El equipo responsable de la pesquisa durante la elaboración del Plan de Investigación y el Diseño de Investigación suponía que la incidencia de los factores endogenos por la índole de la información preliminar sería lo determinante, empero los resultados obtenidos revelaron algo distinto. Resulta de especial interés para los hacedores de este informe compartir la naturaleza de estos resultados en el afán de despertar su inclinación por indagaciones realacionadas con esta temática a fin de obtener aproximaciones adecuadas del quehacer didáctico pedagógico de entornos similares.

Materiales y método

Diseño: El estudio se realizó a través del método hipotético deductivo para comprobar parcialmente la teoría admitida con referencia a los factores condicionantes de la motivación de los estudiantes del Programa EDÚCAME de la sede Osicala, en el departamento de Morazán.

Participantes: 204 estudiantes, cinco docentes de tercer ciclo y cinco docentes de bachillerato. Instrumentos: se utilizó una cédula, que agrupó las preguntas relativas a los indicadores obtenidos de las variables de la hipótesis. La técnica de apoyo que se empleó fue la observación para analizar lo acontecido entre docentes y estudiantes durante una jornada regular de trabajo y contrastar esta información con los datos obtenidos a través de la encuesta.

Procedimiento: Las técnicas de recolección de datos que se emplearon fueron la encuesta y la observación. La encuesta consistió en obtener información a través de preguntas formuladas a los docentes sobre su quehacer en el aula y, a los estudiantes respecto a variables de motivación intrínseca, extrínseca, determinantes personales, la actividad de aprendizaje que realizan en el aula y, las condiciones ambientales.

Resultados

Las variables: autoconcepto emocional, autoconcepto familiar, autoconcepto académico, y autoconcepto de los y las estudiantes; así como las determinantes personales referidas a las variables: falta a clases, participación en clases, entrega de tareas, llenado de guía, clases aburridas, y clases que fatigan en el quehacer de los docentes de las diferentes asignaturas (Lenguaje y Literatura, Ciencias Naturales, Lenguaje y Literatura, Matemática, Estudios Sociales y Cívica); exceptuando al área de matemática; no mostraron diferencias significativas como aspectos básicos para la motivación de los estudiantes.

Las condiciones ambientales referidas a las variables: iluminación de salón de clases, ventilación de salón de clases, tipo de docente, agrado de estrategias de enseñanza del profesor, comunicación oportuna de criterios de evaluación, aplicación de de autoevaluación, y aplicación de coevaluación en el quehacer de los docentes, exceptuando al docente de Lenguaje y Literatura, no revelaron diferencias significativas como aspectos básicos para la motivación de los estudiantes.

Las actividades de aprendizaje correspondientes a las variables: estímulos y ánimos para el aprendizaje, trato amable, reconocimiento de esfuerzo por parte del profesor, realización de evaluaciones justas y oportunas, análisis de los resultados de otras evaluaciones, interés en actividades de aprendizaje en el quehacer docente no señalaron diferencias significativas como aspectos básicos para la motivación de los estudiantes.

Las condiciones ambientales generales referidas a las variables: limpieza del salón de clases, y orden del salón clases que utilizan tanto los estudiantes de tercer ciclo como los de bachillerato mostraron diferencias significativas como aspectos básicos para la motivación de los estudiantes.

Discusión La motivación no es un fenómeno o variable observable, sino un constructo hipotético, una inferencia conceptual que se hace a partir de una serie de manifestaciones de la conducta del estudiante, o sea que sabemos de la motivación de manera indirecta a partir de ciertas manifestaciones de la conducta.

Es necesario que para garantizar un estado motivacional permanente en el alumnado, el docente deba cuidar las condiciones en que se produce el aprendizaje. Hay tres variables clave que contienen diversos determinantes que influyen directamente en el estado de motivación del alumnado para de aprendizaje: determinantes personales del alumnado, la actividad de aprendizaje que se realiza y las condiciones ambientales. Las condiciones ambientales está constituido un grupo de factores que ayudan a favorecer el estado motivacional del alumnado. El docente debe estar atento a garantizar que en el grupo de alumnos y alumnas prevalezca el respeto por el trabajo de los compañeros y compañeras, que se contagien del deseo de aprender, donde se reciban estímulos y ánimos para el aprendizaje. Asegurare que el salón de clase está ordenado y limpio, y que todos contribuyan para mantener un lugar de trabajo en condiciones que faciliten el aprendizaje. Cuidar que haya una buena iluminación, temperatura y ventilación para evitar la fatiga. No se trata, por tanto, de motivar al alumnado, sino, más bien, de crear un ambiente que les permita motivarse a sí mismos.

En el estudio, no fue posible afirmar plenamente la hipótesis en el sentido de que los alumnos del programa EDÚCAME de Osicala no poseen el interés y esfuerzo necesarios para el aprendizaje y demás logros escolares porque no se les crea un ambiente que les permita motivarse a sí mismos, pues los resultados obtenidos sólo revelaron que algunas condiciones ambientales son las que no facilitaban a los estudiantes el aprendizaje.

Bibliografía

  • Equipo Técnico UCA-MINED (2006) Módulo Introductorio. Elementos pedagógicos para el aprendizaje, San Salvador, 51 págs.
  • Equipo Técnico UCA-MINED (2006) Módulo 1. Elementos pedagógicos para el aprendizaje, San Salvador, 51 págs. Sierra Bravo, Restituto. (1994) Técnicas de Investigación Social, Novena Edición, España, Editorial Paraninfo, S.A. 715 Págs. 8. Zacarías Ortez, E y López Grijalva; R Diseño de Investigación, archivo PPT.

 

Leer más ...